• 28 de octubre de 2020
  • 00 : 00 : 00

Sorpresa en Marte

Un observador de pie sobre Marte vería la luna Fobos del planeta cruzar el cielo de oeste a este cada cinco horas. Su órbita pasa entre el Sol y cualquier punto dado de Marte aproximadamente una vez cada año terrestre. Cada vez que lo hace, causa de uno a siete eclipses solares en el espacio de tres días. Un lugar donde esto ocurre es el lugar de aterrizaje de la sonda InSight de la NASA, estacionada en la región de Elysium Planitia desde noviembre de 2018. En otras palabras, el fenómeno ocurre mucho más frecuentemente que en la Tierra, cuando nuestra Luna cruza frente al Sol. "Sin embargo, los eclipses en Marte son más cortos - duran solo 30 segundos y nunca son eclipses totales", explica Simon Stähler, un sismólogo del Instituto de Geofísica de ETH Zurich. Las fotos tomadas por dos exploradores de Marte de la NASA, Opportunity y Curiosity, no son la única forma de observar estos tránsitos. "Cuando la Tierra experimenta un eclipse solar, los instrumentos pueden detectar un descenso de la temperatura y ráfagas rápidas de viento, ya que la atmósfera se enfría en un lugar en particular y el aire se aleja de ese punto", explica Stähler. Un análisis de los datos de InSight debería indicar si efectos similares son también detectables en Marte. En abril de 2019, una primera serie de eclipses solares fue visible desde el lugar de aterrizaje de InSight, pero solo se guardaron algunos de los datos que registró. Los primeros indicios de esos datos impulsaron a Stähler y a un equipo internacional de investigación a prepararse con entusiasmo para la siguiente serie de eclipses, prevista para el 24 de abril de 2020. Publicaron los resultados de sus observaciones en agosto en la revista Geophysical Research Letters. Como era de esperar, las células solares de InSight registraron los tránsitos. "Cuando Fobos está frente al Sol, menos luz solar alcanza las células solares, y estas a su vez producen menos electricidad", explica Stähler. "Se puede medir la disminución de la exposición a la luz causada por la sombra de Fobos". De hecho, la cantidad de luz solar que se reduce durante un eclipse es un 30 por ciento. Sin embargo, los instrumentos meteorológicos de InSight no indicaron cambios atmosféricos, y los vientos no cambiaron como se esperaba. Otros instrumentos, sin embargo, dieron una sorpresa: tanto el sismómetro como el magnetómetro registraron un efecto.

          

Fuente: NCYT