• 03 de diciembre de 2020
  • 00 : 00 : 00

Los campos magnéticos en la Luna son el remanente de un antiguo núcleo con efecto dínamo

Actualmente, la Luna no tiene un campo magnético interno como se puede observar en la Tierra. Sin embargo, hay regiones localizadas en su superficie de hasta varios cientos de kilómetros de diámetro donde prevalece un campo magnético muy fuerte. Esto ha sido demostrado por mediciones en rocas traídas por las misiones Apolo. Desde entonces, existe un cierto desconcierto sobre el origen de estos puntos magnéticos.

Una teoría es que son de alguna manera restos de un antiguo campo magnético originado en un núcleo, de una forma posiblemente similar a lo que aún se puede observar en la Tierra hoy en día. En nuestro planeta, el núcleo consiste en hierro fundido y sólido y su rotación genera el campo magnético de la Tierra. Por qué el campo interno de la Luna se extinguió en algún momento sigue siendo tema de investigación.

Otra teoría largamente discutida sobre los puntos magnéticos locales de la Luna sugiere que son el resultado de procesos de magnetización causados por impactos de cuerpos masivos en la superficie lunar.



Fuente: NCYT