• 28 de octubre de 2020
  • 00 : 00 : 00

Impresión 3D de materiales blandos

Unos investigadores del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) han desarrollado un nuevo método de impresión tridimensional (3D) de geles y otros materiales blandos. Publicado en un nuevo artículo, tiene el potencial de crear estructuras complejas con precisión a escala nanométrica. Debido a que muchos geles son compatibles con las células vivas, el nuevo método podría impulsar la producción de pequeños dispositivos médicos blandos, como sistemas de administración de fármacos o electrodos flexibles que puedan ser insertados en el cuerpo humano.

Una impresora 3D estándar crea estructuras sólidas creando láminas de material - típicamente plástico o goma - y construyéndolas capa por capa, como una lasaña, hasta que se crea el objeto completo.

Usar una impresora 3D para fabricar un objeto hecho de gel es "un proceso de cocción un poco más delicado", dijo el investigador del NIST Andrei Kolmakov. En el método estándar, la cámara de la impresora 3D se llena con una sopa de polímeros de cadena larga - largos grupos de moléculas unidas entre sí - disueltos en agua. Luego se añaden "especias", moléculas especiales que son sensibles a la luz. Cuando la luz de la impresora 3D activa esas moléculas especiales, cosen las cadenas de polímeros de manera que forman una estructura esponjosa como una red. Este andamiaje, todavía rodeado de agua líquida, es el gel.



Fuente: NCYT