• 28 de octubre de 2020
  • 00 : 00 : 00

El robot marciano Perseverance usará rayos-X para buscar fósiles

El rover móvil Perseverance de la NASA tiene un complicado camino por delante: después de tener que pasar por la angustiosa fase de entrada atmosférica, descenso y aterrizaje de la misión, el 18 de febrero de 2021, tendrá que comenzar a buscar rastros de vida microscópica de miles de millones de años atrás. Por eso lleva PIXL, un dispositivo de rayos X de precisión dirigido por inteligencia artificial (IA).

Abreviatura de Instrumento Planetario para Litoquímica de Rayos X, PIXL es un instrumento del tamaño de una lonchera ubicado en el extremo del brazo robótico de 2 metros de largo de Perseverance. Las muestras más importantes del rover serán recogidas por un taladro de extracción de núcleos en el extremo del brazo, y luego serán guardadas en tubos de metal que Perseverance depositará en la superficie para su envío a la Tierra en una futura misión.

Casi todas las misiones que han aterrizado con éxito en Marte, desde los vehículos de aterrizaje Viking hasta el rover Curiosity, han incluido algún tipo de espectrómetro de fluorescencia de rayos X. 




Fuente: NCYT