• 25 de octubre de 2020
  • 00 : 00 : 00

Un dispositivo inalámbrico produce combustible limpio a partir de luz solar, CO2 y agua

Unos investigadores han desarrollado un dispositivo autónomo que convierte la luz solar, el dióxido de carbono y el agua en un combustible neutro en carbono, sin necesidad de ningún componente adicional o electricidad. El dispositivo, desarrollado por un equipo de la Universidad de Cambridge, es un paso significativo hacia el logro de la fotosíntesis artificial, un proceso que imita la capacidad de las plantas para convertir la luz solar en energía. Se basa en una avanzada tecnología de "fotohojas" y convierte la luz solar, el dióxido de carbono y el agua en oxígeno y ácido fórmico, un combustible almacenable que puede ser usado directamente o convertido en hidrógeno. Los resultados, publicados en la revista Nature Energy, representan un nuevo método para la conversión de dióxido de carbono en combustibles limpios. El dispositivo inalámbrico podría ampliarse y utilizarse en "granjas" de energía similares a las granjas solares, produciendo combustible limpio mediante la utilización de luz solar y agua. La recolección de energía solar para convertir el dióxido de carbono en combustible es una forma prometedora de reducir las emisiones de carbono y de hacer una transición para alejarse de los combustibles fósiles. Sin embargo, es un desafío producir estos combustibles limpios sin subproductos no deseados. "Ha sido difícil lograr la fotosíntesis artificial con un alto grado de selectividad, de modo que se convierta la mayor cantidad posible de luz solar en el combustible que se desea, en lugar de quedarse con muchos residuos", dijo el primer autor, el Dr. Qian Wang, del Departamento de Química de Cambridge.


 Fuente: NCYT