• 24 de octubre de 2020
  • 00 : 00 : 00

Dispositivo que podría ayudar a aprender mejor los sonidos de otros idiomas

Una nueva investigación realizada por neurocientíficos de la Universidad de Pittsburgh y la Universidad de California San Francisco (UCSF) reveló que un simple dispositivo similar a un audífono desarrollado en la UCSF que estimula de manera imperceptible un nervio clave que conduce al cerebro podría mejorar significativamente la capacidad del usuario para aprender los sonidos de un nuevo idioma. Este dispositivo puede tener una amplia gama de aplicaciones para impulsar también otros tipos de aprendizaje. El chino mandarín se considera uno de los idiomas más difíciles de aprender para los hablantes nativos de inglés, por ejemplo, en parte porque el idioma -como muchos otros en todo el mundo- utiliza cambios distintivos en el tono, para cambiar el significado de las palabras que de otra manera suenan igual. En el nuevo estudio, publicado en la revista Science of Learning (una revista asociada a Nature), los investigadores mejoraron significativamente la capacidad de los hablantes nativos de inglés para distinguir entre los tonos del mandarín mediante el uso de una estimulación no invasiva y precisa en el tiempo del nervio vago, el más largo de los 12 nervios craneales que conectan el cerebro con el resto del cuerpo. Lo que es más, la estimulación del nervio vago permitió a los participantes de la investigación identificar el doble de rápido algunos tonos en mandarín. "Mostrar que la estimulación nerviosa periférica no invasiva puede facilitar el aprendizaje de idiomas abre potencialmente la puerta a la mejora del rendimiento cognitivo en una amplia gama de dominios", dijo el autor principal Fernando Llanos, un investigador postdoctoral en el Sound Brain Lab de Pittsburgh. "Esta es una de las primeras demostraciones de que la estimulación no invasiva del nervio vago puede mejorar una habilidad cognitiva compleja como el aprendizaje de idiomas en personas sanas", dijo el Dr. Matthew Leonard, profesor asistente del Departamento de Cirugía Neurológica del Instituto Weill de Neurociencias de la UCSF, cuyo equipo desarrolló el dispositivo de estimulación nerviosa. Leonard es el autor principal del nuevo estudio, junto con el Dr. Bharath Chandrasekaran, profesor y vicepresidente de investigación del Departamento de Ciencias de la Comunicación y Trastornos de la Escuela de Ciencias de la Salud y Rehabilitación de Pitt, y director del Sound Brain Lab.


Fuente: NCYT