• 21 de enero de 2021
  • 00 : 00 : 00

Piel electrónica prometedora

Un material que imita la piel humana en cuanto a su resistencia, elasticidad y sensibilidad podría utilizarse para recoger datos biológicos en tiempo real. La piel electrónica, o e-skin, puede jugar un papel importante en la próxima generación de prótesis, medicina personalizada, robótica blanda e inteligencia artificial.

"La e-skin ideal imitará las muchas funciones naturales de la piel humana, como la percepción de la temperatura y el tacto, con precisión y en tiempo real", dice el postdoctorado de KAUST, Yichen Cai. Sin embargo, hacer electrónica adecuadamente flexible que pueda realizar tareas tan delicadas y al mismo tiempo soportar los golpes y rasguños de la vida cotidiana es un desafío, y cada material involucrado debe ser cuidadosamente diseñado.

La mayoría de las e-skins se fabrican colocando un nanomaterial activo (el sensor) en una superficie elástica que se adhiere a la piel humana. Sin embargo, la conexión entre estas capas suele ser demasiado débil, lo que reduce la durabilidad y la sensibilidad del material; alternativamente, si es demasiado fuerte, la flexibilidad se limita, lo que hace más probable que se agriete y rompa el circuito.

"El paisaje de la electrónica en la piel sigue cambiando a un ritmo espectacular", dice Cai. 


Fuente: NCYT