• 22 de enero de 2021
  • 00 : 00 : 00

Un sensor de presión en la punta de los dedos

Unos investigadores han desarrollado un sensor de presión ultrafino que puede ser fijado directamente a la piel. De este modo, puede medir cómo interactúan los dedos con los objetos para producir datos útiles para aplicaciones médicas y tecnológicas. El sensor tiene un efecto mínimo sobre la sensibilidad y la capacidad de los usuarios para agarrar objetos, y es resistente a la alteración por rozamiento. El equipo también espera que su sensor pueda ser utilizado para la novedosa tarea de archivar digitalmente las habilidades de los artesanos.

Hay muchas razones por las que los investigadores desean registrar el movimiento y otros detalles físicos asociados con las manos y los dedos. Nuestras manos son nuestras principales herramientas para interactuar y para manipular directamente los materiales y nuestros entornos inmediatos. Al registrar la forma en que las manos realizan diversas tareas, se podría ayudar a los investigadores en campos como el deporte y la ciencia médica, así como la neuroingeniería y más. Pero capturar estos datos no es fácil.

"Las puntas de nuestros dedos son extremadamente sensibles, tan sensibles de hecho que una lámina de plástico superfina de solo unas millonésimas de metro de grosor es suficiente para afectar las sensaciones de alguien"


 Fuente: NCYT