• 20 de octubre de 2020
  • 00 : 00 : 00

La michoacana Julia García Ruíz y el guanajuatense Rafael Alfonso de Alba Valdés

Son los dos tenistas que mantienen ondeando la bandera mexicana en el Torneo de Roland Garros, esta vez en la categoría junior, ya que ambos están en el cuadro principal que inicia este domingo en París.

Julia García, ranqueada en la posición 39 del ranking de la ITF (Federación Internacional de Tenis), tendrá un durísimo encuentro ante la sembrada 11, la checa Linda Fruhvirtova (20), mientras el leonés Rafael de Alba (63) lo hará ante el también checo Martin Krumich.

Julia García y Rafael de Alba son dos talentos mexicanos, dos diamantes por pulir que podrían en breve darle brillo al tenis mexicano.


JULIA GARCÍA 

Joel Calderón Ruiz, expresidente de la Asociación de Tenis de Michoacán, Maestro en Calidad Total, servidor público, ligado al deporte durante toda su vida, padre de deportistas de alto rendimiento y con capacitación en diversos rubros deportivos, nos compartió algunos datos peculiares sobre Julia García, a quien acompañó desde su etapa más tierna, prácticamente desde su encuentro con la raqueta y ha estado con ella en toda su carrera infantil, Campeonatos Nacionales y Olimpiadas Nacionales en categorías de 10, 12, 14 y 16 años.


“Julia tiene 17 años, es orgullosamente michoacana, hija de Víctor Manuel García Espino y Karla Elizabeth Ruiz Mercado. La pasión por el tenis viene de su papá, quien practicaba deportes de raqueta como squash, raquetbol y un poco el tenis”.


RAFAEL DE ALBA 

La carrera del guanajuatense Rafael Alfonso de Alba Valdés también ha estado pletórica de éxitos en las categorías juveniles tanto en Campeonatos Nacionales como en Olimpiadas Nacionales. Recordamos su brillante actuación como parte del equipo mexicano que logró su calificación al Mundial de Proztejov en el 2016.

El tenista leonés, quien tiene 18 años y pertenece al Bosque Country Club de esa ciudad, ganó la Copa Mundo Maya en 2018 y también fue campeón en la Copa Tampico ITF de 2019.

Rafael Alfonso de Alba recibió en el 2017 una beca de parte del Instituto del Deporte de su estado.

En agosto del año pasado fue semifinalista en el Grado 3 que se disputó en Monterrey; llegó a cuartos de final en el evento del mismo nivel que se jugó en Cancún, al igual que en el de Zapopan y en el Grado 1 que se disputó también en Cancún. Mientras tanto, en la Copa Mundial Yucatán, Grado A, llegó a la segunda ronda.


Fuente: redfinancieramx