• 22 de octubre de 2020
  • 00 : 00 : 00

Un control de crucero inteligente permitirá que los conductores tomen mejores decisiones

Los fabricantes de vehículos ofrecen funciones inteligentes como ayudas a la hora de frenar o de mantener el carril, para que los conductores eviten situaciones peligrosas cuando los reflejos humanos pueden no ser lo suficientemente rápidos. Pero la mayoría de las opciones solo proporcionan beneficios inmediatos a un solo vehículo.

¿Qué pasaría si, como un murmullo de estorninos, nuestros coches y camiones se movieran cooperativamente en la carretera en respuesta a los sensores ambientales de cada vehículo, reaccionando como un grupo para disminuir los atascos de tráfico y proteger a los humanos que están dentro?

La creación de sistemas de vehículos expertos en evitar accidentes de tráfico es un ejercicio que demuestra la Primera Ley de Newton: Un objeto en movimiento permanece así a menos que sea perturbado por una fuerza externa. Sin mucha advertencia de lo que se avecina, los accidentes de tráfico son más probables porque los conductores no tienen suficiente tiempo para reaccionar. Entonces, ¿qué es lo que detiene al auto? Una colisión con otro coche u otro obstáculo, causando lesiones, daños y, en el peor de los casos, muertes.


Fuente: NCYT