• 25 de octubre de 2020
  • 00 : 00 : 00

Ventanas inteligentes personalizables

Una nueva ventana inteligente personalizable aprovecha y manipula la energía solar para ahorrar energía y reducir costes. Las ventanas juegan múltiples papeles cruciales en nuestros hogares. Iluminan, aíslan y ventilan nuestros espacios mientras que proporcionan vistas de - y protección de - el exterior. Las ventanas inteligentes, o ventanas que utilizan tecnología de células solares para convertir la luz solar en electricidad, presentan la oportunidad adicional de aprovecharlas como fuentes de energía. Sin embargo, la incorporación de células solares en las ventanas resulta ser un desafío, porque hay que mantener un equilibrio entre sus diversas funciones, a menudo en conflicto. Por ejemplo, el diseño de los materiales es complicado cuando se trata de decidir cuánta luminosidad debe dejar pasar una ventana o de maximizar la recolección de energía a lo largo de las cambiantes estaciones. Científicos del Laboratorio Nacional Argonne del Departamento de Energía de los Estados Unidos (DOE), de la Universidad Northwestern, de la Universidad de Chicago y de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee combinaron recientemente la tecnología de las células solares con un novedoso enfoque de optimización para desarrollar un prototipo de ventana inteligente que maximiza el diseño en una amplia gama de criterios. El algoritmo de optimización utiliza modelos físicos completos y técnicas computacionales avanzadas para maximizar el uso general de la energía y, al mismo tiempo, equilibrar las demandas de temperatura de los edificios y los requisitos de iluminación en todos los lugares y a lo largo de las diversas y cambiantes estaciones. "Este marco de diseño es personalizable y puede aplicarse a prácticamente cualquier edificio en todo el mundo", dijo Junhong Chen, científico de Argonne y profesor de ingeniería molecular en la Escuela Pritzker de Ingeniería Molecular de la Universidad de Chicago. "Ya sea que quieras maximizar la cantidad de luz solar en una habitación o minimizar los esfuerzos de calefacción o refrigeración, este poderoso algoritmo de optimización produce diseños de ventanas que se alinean con las necesidades y preferencias del usuario".


Fuente: NCYT