• 25 de octubre de 2020
  • 00 : 00 : 00

El origen de las placas tectónicas de la Tierra

La causa última de diversos fenómenos geológicos en distintas partes del mundo, como por ejemplo erupciones volcánicas en Java y terremotos en Japón, se entiende bien en el contexto de la teoría de la tectónica de placas. Esta teoría postula que la capa exterior de la Tierra (la litosfera) se subdivide en placas tectónicas que se mueven unas con respecto a otras, concentrando la mayor parte de la actividad geológica a lo largo de los límites entre las placas. Puede ser sorprendente, entonces, que la comunidad científica no tenga un concepto firme de cómo comenzó la tectónica de placas. La situación quizás comience a cambiar a partir de ahora, gracias al equipo internacional de Alexander Webb de la Universidad de Hong Kong, que propone una nueva respuesta para esa pregunta de cómo empezó la tectónica de placas. Webb y sus colegas proponen que la “cáscara” de la Tierra temprana se calentó, lo que causó una expansión que generó grietas. Según la nueva teoría, esas grietas crecieron y se fusionaron en una red global, subdividiendo la cáscara de la Tierra temprana en placas. Los autores del estudio han profundizado en esta idea a través de una serie de simulaciones numéricas, utilizando un código de mecánica de fracturas desarrollado por Chunan Tang de la Universidad Tecnológica de Dalian en China. Cada simulación rastrea la tensión y la deformación experimentadas por una envoltura en expansión por causas térmicas. Las envolturas generalmente pueden soportar alrededor de 1 kilómetro de expansión térmica (el radio de la Tierra es de aproximadamente 6371 kilómetros), pero la expansión adicional conduce al inicio de la fractura y al rápido establecimiento de una red global de fracturas

Fuente: NCYT